11 de abril de 2020

Calabacín a la importancia

Estos días de confinamiento en el que todos hacemos nuestros "pinitos" en la cocina con nuevos platos para sorprender a los que vivan con nosotros y nos esmeramos en la repostería fina para el lucimiento en los postres, he recuperado una receta que utilizaba mi madre con el calabacín, y que ella denominaba "calabacín a la importancia" por la similitud en su preparación con las "patatas a la importancia"; tuve que preguntar a mi hermana ya que se me habían olvidado los detalles de su preparación. 
Espero que no se me haya olvidado ningún paso e ingrediente.
Si alguien pone en práctica la receta ya comentará el resultado.




INGREDIENTES
1 Calabacín
1 cebolla dulce
3 dientes de ajo
1/2 vaso vino blanco
Sal, pimienta y unas pocas hierbas provenzales
Variedad de setas: cardillo, champiñón, champiñón portobello, sitake (las que se tengan a mano; venden en el supermercado mezclas).
2 huevos
Harina
Perejil fresco
Aceite de oliva virgen extra
Aceite de girasol




MODO DE PREPARACIÓN
  • Freír en una cazuela con el aceite de oliva virgen:  la cebolla troceada y 3 dientes de ajo (reservar cuando esté a medio hacer).
  • Cortar el calabacín en rodajas de 1 cm de ancho. Rebozar dos veces en harina y huevo y freír en aceite de girasol. Separar una vez hecho.
  • Añadir el vino blanco, desleír una cucharada colmada de harina en la fritura de cebolla, remover y añadir el calabacín. 
  • Salpimentar a gusto, añadir perejil picado y hierbas provenzales (mezcla de orégano, tomillo, mejorana, ajedrea y albahaca).
  • Apenas hay que añadir agua, pues ya lo suelta el calabacín y las setas.
  • Echar las setas y que cueza todo a fuego medio unos 10 minutos o algo más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario