6 de marzo de 2015

Sonetos para andar por casa (2005) - Pacopús

A la iglesia
Interior iglesia san Esteban

Renace entre tus yesos la hermosura
dormida en las paredes del olvido,
rescatando las piedras su sentido
y el perfil de su antigua arquitectura.

De su tumba, Celaya se apresura
a prestar su cincel y su latido,
al corazón de un pueblo que ha querido
devolver a la iglesia su estructura.

Se hermanan el románico y la ojiva,
columnas y pilastras toman vida
y los arcos respiran nuevamente.

Ya es hora que, del pozo de la historia,
San Esteban recobre la memoria
soñadas por las manos de su gente.

Quintana y Villahán
Bodegas y campo de Villahán

Allí donde el silencio es armonía
de sedientas y onduladas rastrojeras,
allí donde se sueña con riberas
que avivan la ilusión de cada día.

Aquí donde la vega es poesía
y remanso de eternas primaveras,
aquí donde el amor sufre en esperas
y se funde en ardiente fantasía.

El Rodelga se mira en el Arlanza
que riega con sus pechos los trigales,
amorosas semillas de esperanza.

Allí y aquí repica la campana,
que enlazan sus quereres a raudales
el pueblo de Villahán y el de Quintana.

Francisco López (Pacopus) - Julio, 2005

No hay comentarios:

Publicar un comentario