19 de enero de 2015

Pregón 2011 - Yolanda Gutiérrez

PREGÓN SAN ESTEBAN 2011
Yolanda Gutiérrez
Aunque no soy nacida  ni criada en Quintana me colgaron la corbata a los 25 años, en los cuales he madurado como mujer, formando una familia al lado de mi marido y mi hija.
Me encontré un pueblo con los brazos abiertos, donde tuve la suerte de descubrir grandes amigos a lo largo de este camino y que aún no sé, cómo pagar lo que hicieron por mí en unos momentos malos de mi vida.
He oído tantas anécdotas de vuestros padres y abuelos que casi puedo llegar a representarlo en mi mente como si hubiese estado ahí. Vivencias dispares que han conseguido transladar mi hogar de un barrio de Palencia hasta este maravilloso lugar.
Recuerdo aquellas novatadas de Julián, de las cuales aquellos 28 de diciembre me hacía sentir la más inocente.

Cómo olvidar el año que trabajé en la Colonia Militar, cuando Fernando Frías y Carlos Manso fueron artifices de la acreditación del sobrenombre de la “Sustos”, pues se dedicaban a tirar corchos a mis pies, y emular que eran ratones (a los cuales tengo fobia) o hacer espantapájaros con escobas y colchas, colocándolos en lugares estratégicos por donde sabían que yo iba a pasar.
Años más tarde pasé un par de veranos calurosos por el hostal san Cristobal, recientemente cerrado.

También he aprendido a hacer chuletillas con Feli y recorrer la comarca como carnicera, ¡¡¡hay que aprender de todo en esta vida!!!
He despedido a mucha gente por el camino, familiares, amigos... este año ha sido especialmente duro, hemos perdido a personas muy queridas y entrañables para nosotros.
También hemos tenido alegrías, como ver a Fernando “el Portu” otra vez aquí (un poco maltrecho aún) pero cada vez mas recuperado. ¡¡¡Bienvenido a casa!!!
La Quintana que yo conocí ha cambiado mucho y también ha avanzado, aunque con menos habitantes, ya que por motivos laborales muchas familias marcharon, pero otras a pesar de los kms diarios para acudir a su trabajo siguen residiendo aquí.

Hay que resaltar que en poco tiempo, se han instalado parejas jóvenes ayudando a aumentar la población con el fenómeno llamado “baby-boom”, seguramente resultado de algunos de los apagones a los que estamos acostumbrados.  ¡Y luego dicen que se va a acabar el mundo!
Hace un mes viví unos de los días más bonitos de mi vida pues renové mi matrimonio (¡¡¡ y con el mismo!!!), 25 años en los que hemos vivido muchas cosas y todas en Quintana. Una ceremonia oficiada por mis buenos amigos Nicolas Castellanos y nuestro párroco Jesús (Chuchi, como le gusta que le llamemos). Quiero dar las gracias al Coro santa Lucía  por sus canciones tan bonitas y tan cariñosas, que hicieron que me estremeciera de emoción.

No quiero aburriros más, porque la sangria que la “Peña el Desván” ha preparado se calienta.
Ha sido todo un placer contaros algunas de mis vivencias y deciros que en mí siempre tendréis una amiga.
Sólo me queda desearos que paséis unas felices fiestas en armonía y muy buen humor.

                                    ¡¡¡¡VIVA SAN ESTEBAN!!!!                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario